<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=457828&amp;fmt=gif">
INQUIRE NOW

Manteniendo la calidad del maíz a través de las mejores prácticas poscosecha

GP - Maintaining the Quality of Maize
El manejo inadecuado del maíz durante el período posterior a la cosecha puede afectar drásticamente a su calidad. Si no se almacena o procesa bien, el maíz puede sufrir daños o, peor aún, puede no ser apto para el consumo humano o animal. Para evitar que esto ocurra, los agricultores y los manipuladores deben hacer hincapié en la gestión y la aplicación de las mejores prácticas poscosecha para el maíz.

 

Secado adecuado del maíz

Para empezar, el maíz debe secarse inmediatamente después de la cosecha a fin de evitar la creación de un entorno propicio para la cría de plagas.

Al secar el maíz, hay que tener en cuenta que es mejor no realizar el proceso directamente sobre el piso para evitar la contaminación proveniente del suelo y la suciedad que podría dar lugar a la formación de hongos o moho. Dicho esto, se aconseja a los agricultores y procesadores que utilicen instalaciones de secado adecuadas que puedan proteger los productos básicos de los contaminantes y de las inclemencias del tiempo.

Además de utilizar instalaciones de secado especiales, los agricultores y procesadores deben prestar atención al contenido de humedad del maíz. Después de la cosecha, el maíz suele tener un alto contenido de humedad y, por lo tanto, debe reducirse al 13 ó 14% para evitar el crecimiento de moho y, en consecuencia, los daños o los desechos de alimentos posteriores a la cosecha.

Más información al respecto: Prevención de los barrenadores menores en los granos almacenados

Usar sistemas de almacenamiento eficaces

En lo que respecta al almacenamiento del maíz, mientras tanto, hay dos factores que requieren una atención cuidadosa: los bióticos y los no bióticos. Los factores bióticos incluyen todos los agentes vivos que utilizan el cultivo como fuente de nutrientes y que por lo tanto conducen a su daño. Ejemplos de factores bióticos son los insectos, las plagas y los microorganismos. Los factores no bióticos, por otra parte, implican la humedad relativa, la temperatura y el tiempo.


Si bien estos pueden parecer simples, estos factores pueden causar enormes problemas si no se abordan adecuadamente. Por ejemplo, los microorganismos y los cambios en la humedad pueden desencadenar el crecimiento de moho y, eventualmente, de aflatoxinas. Estas son sustancias dañinas producidas por ciertos hongos. Son frecuentes y se reconocen como una importante amenaza para la salud, especialmente en los países cálidos y húmedos. La presencia de aflatoxinas hace que el maíz no sea seguro para el consumo, ya que puede deprimir el sistema inmunológico y causar defectos de nacimiento o retraso en el crecimiento de los niños. También puede causar la muerte del ganado que se alimenta en gran medida de maíz.

Más información al respecto: Reducir los riesgos para la salud previniendo el crecimiento del moho

Dicho esto, es fundamental que los agricultores y los manipuladores protejan sus preciosos cultivos durante la poscosecha. Para que esto sea posible, se recomienda utilizar un sistema de almacenamiento que asegure la protección del maíz contra los elementos bióticos y no bióticos.

Existen múltiples opciones para elegir los sistemas de almacenamiento. Sin embargo, una investigación publicada por el Centro Nacional de Información Biotecnológica sugiere que los contenedores herméticos son los más eficaces para proteger el maíz del moho, los insectos y otras amenazas a su calidad, ya que tanto el moho, como los insectos necesitan oxígeno y una alta humedad para prosperar. Por lo tanto, el ambiente en un almacenamiento hermético disminuye significativamente su capacidad de supervivencia.
En resumen, las mejores prácticas poscosecha para el maíz incluyen el secado adecuado y seguro mediante instalaciones de secado, la supervisión cuidadosa del contenido de humedad y la garantía de que el almacenamiento en el lugar protegerá al maíz del crecimiento de moho, las plagas y la humedad.


GrainPro se especializa en el uso de la tecnología ultra-hermética en el secado, el almacenamiento y el transporte de productos básicos como el maíz. Se ha comprobado que estas soluciones ayudan a mejorar la manipulación y el manejo de los productos básicos después de la cosecha, protegiéndolos contra la infestación de insectos, el crecimiento de moho, las inclemencias del tiempo y más.

Haga clic en el siguiente botón para obtener más información sobre las soluciones de manejo y almacenamiento poscosecha de GrainPro.

VER NUESTROS PRODUCTOS

 

Conexo: Poscosecha y almacenamiento: proteger el maíz de los daños causados por la humedad

Subscribe to our updates

Archives