<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=457828&amp;fmt=gif">
INQUIRE NOW

Empoderado: dando paso al auge de las mujeres agricultoras

four women farmers walking on rice terraces field

Las mujeres agricultoras son una piedra angular importante de muchas economías en todo el mundo. El sector agrícola depende de las mujeres agricultoras para producir, apoyar y elevar innumerables esfuerzos diarios. Según las Naciones Unidas, casi la mitad de la fuerza laboral agrícola mundial está compuesta por mujeres rurales, pero el apoyo a ellas es mucho menor de lo que necesitan, especialmente en los países en desarrollo.

Encuentro de barricadas

Históricamente, las mujeres trabajaban principalmente en la agricultura a pequeña escala, mientras que los hombres dominan la agricultura a escala industrial. Las mujeres agricultoras generalmente trabajan para su propio hogar y manejan los asuntos domésticos. Es por eso que son una gran parte de la seguridad alimentaria del hogar, asegurando que haya alimentos en la mesa para sus hijos y el resto de sus familias.

A pesar de su importancia, las mujeres agricultoras todavía se enfrentan a múltiples desafíos que obstaculizan su desarrollo. Una de ellas son la discriminación existente y las desigualdades de género a las que se enfrentan en sus propias sociedades. Las mujeres agricultoras a menudo son vistas como más débiles y menos capaces. Esta es la razón por la que se limitan a trabajar a pequeña escala y tienen pocas o ninguna posibilidad de expandir sus operaciones. La toma de decisiones cuando se trata de asuntos importantes a menudo se deja a los hombres, lo que resulta en que las mujeres rurales estén limitadas y más limitadas.

Otro desafío al que se enfrentan estas mujeres es el de la propiedad de la tierra. A menudo se les da acceso limitado a la tierra y, por lo tanto, no pueden trabajar a gran escala o incluso ampliar gradualmente sus operaciones. La tenencia de la tierra es a menudo un problema para las mujeres agricultoras. Esta es la razón por la cual reciben muy poca compensación o recompensa por el arduo trabajo que ponen en la tierra. Las mujeres rurales y las agricultoras también suelen realizar tareas y trabajos domésticos que en muchos casos no son remunerados ni reconocidos.

Los recursos financieros y técnicos también están en escasez para las mujeres agricultoras. Debido a que tienen menos prioridad, las mujeres a menudo se quedan fuera cuando se trata de acceso a instituciones y programas financieros. Esto limita sus posibilidades de crecimiento y desarrollo de sus propias granjas y operaciones.

Por lo tanto, empoderar a las mujeres agricultoras y crear cambios estructurales en los marcos sociales, políticos y económicos se están convirtiendo en una necesidad. Cada vez más, la comunidad internacional y los gobiernos reconocen la necesidad de cerrar las brechas de género y erradicar las desigualdades.

Empoderar a las mujeres en la agricultura

Los estudios han demostrado una y otra vez que, si las mujeres rurales reciben el empoderamiento y se le da el mismo acceso a la infraestructura, las instituciones financieras, el agua y la electricidad, la educación y la tecnología adecuada, entonces las comunidades se elevarían, las empresas prosperarían, y la salud general de los lugareños mejorará.

Las mujeres agricultoras empoderan a sus propias comunidades y son altamente capaces, así como conocedores en el cuidado de sus propias tierras. Si se erradican las barreras, se puede lograr la gestión de los alimentos, la adquisición de recursos e incluso la adopción de prácticas agrícolas resistentes al clima.

Al igual que lo que las Naciones Unidas están haciendo a través de la ONU Mujeres, las organizaciones de todo el mundo se esfuerzan por llevar no sólo a las mujeres rurales, sino a todas las mujeres, en general, a estar a la vanguardia junto con los hombres en la lucha por la sustentabilidad y la mejora de los medios de vida.

En la gestión posterior a la cosecha, las mujeres agricultoras se empoderan al estar informadas de las nuevas tecnologías y técnicas que serían beneficiosas para ellas. Una de esas prácticas es la utilización de empaques y almacenamiento que pueden proteger la calidad de sus productos básicos, produciendo precios más altos en el mercado.

GrainPro hace lo mismo empoderando a las mujeres rurales y asociándose con empresas y organizaciones para educar a las mujeres agricultoras sobre la tecnología poscosecha. Al hacerlo, las mujeres tendrán la oportunidad de tomar decisiones mejor informadas sobre sus prácticas agrícolas, creando así los pasos transformadores hacia un futuro mejor.

Para obtener más información sobre nuestros productos, haga clic en el botón de abajo.

To learn more about our products, please click the button below.

VER NUESTROS PRODUCTOS

 

Conexo: Agricultura a baja escala: apoyo a los pequeños agricultores

Conexo: A un futuro sustentable: beneficios de reducir la perdida de alimentos poscosecha

Subscribe to our updates

Archives